domingo, 15 de enero de 2012

Irremediable cita.

Caminando a la cima,
A veces volando, a veces a gatas.

Aún queriendo estar lejos,
Lo alto de la montaña llama.

Allá arriba, El gobierna,
El mismo con alma de anciano,
Quien tira pelotas,
Como queriendo hacer duro el camino
De quienes avanzan en la procesión,
De los que imaginan eternidad en su mente,
Mientras su vida dura un suspiro.

Sea rápido, o sea lento,
Todos caminan a encontrarlo, 
El es el mismo niño, 
El oráculo disfrazado de suerte,
Ahí está,
Recibiendo a los viajeros cansados,
Besándolos de paz absoluta.
Se ha producido un error en este gadget.