martes, 5 de febrero de 2013

Till the end

Un día todo terminará,
El deseo, el miedo, el hartazgo
Serán convocados,
Y ninguno responderá.

La que viajó deprisa,
El que evitó al destino,
Los cómplices de la noche,
Y los que gemían a gritos no estarán.

Tampoco estará la vendedora de
dulces, el comprador de pertenencias compulsivo, no estará el obispo, ni la madre, ni el ladrón.

Un día el silencio será gobierno
Ni la muerte ni la vida tendrán más tiempo.

Quizás todos esperamos ese día porque la eternidad nos hostiga.

-- Desde Mi iPhone

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.