sábado, 20 de abril de 2013

Infancia (Capítulo I)

Camino al refugio,
A la ventana donde le hablé a Dios,
Me dirijo donde está el balón que nunca supe maniobrar.

Estoy leyendo palabras en las paredes de la cocina,
Y en cuentos, y en revistas que mis tres ángeles guardianes me han forzado a deletrear.

Me hallo en el atardecer rosado,
Jugamos con las esferas rojas del árbol, con mis dos comadres eternas, a quienes les debo amar la Navidad.

Le ayudo también a un Señor a empujar el camioncito para niños en el parque.
Me gusta escribir cuentos desde mi primer oficina,
En el año del terremoto, nace mi otra hermana de alma, y de sangre.

En la sala de piso verde,
Escucho al monstruo alemán de la quinta y la novena sinfonía,
En acapulco,
Llego por primera y única vez a un viaje perfecto con mis Padres.

Estoy con libros y discos de vinil,
Balbuceo, canto, platico con la grabadora de cintas,
Veo una TV de 5 pulgadas, en blanco y negro

Tomamos carretera mis abuelos y Yo en una camioneta azul,
en ese trayecto pruebo los mejores sándwiches que se hayan cocinado jamás,
Y ese café dulcísimo del thermo rojo, que sabe a gloria.

Todo esto se encontrará en la caja donde serán atesorados los recuerdos más hermosos de mi vida,
Abriré esa caja el día en que escriba este poema.


-- Desde Mi iPhone

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.